Ejemplo de poema a Ícaro

 

Juan de Arguijo

aldoaldoz / Foter

A Ícaro

Osaste alzar el temerario vuelo
Ícaro, vanamente confiado
en mal ligadas plumas, y olvidado
del sano aviso, te acercaste al cielo,

Donde el ardor del que gobierna a Delo,
deshaciendo tus alas, despeñado
te arrojó al mar, a quien tú nombre has dado
y él sepultura a ti en su hondo suelo.

Por más cierto camino el sabio viejo
de tal peligro discurrió seguro,
y a Febo dedicó el cumano templo.

¡Oh, si seguir supieras su consejo
que no quedara en tu castigo duro
de las rendidas alas el ejemplo!

0