Poema a Sísifo

 

Juan de Arguijo

A Sísifo

Sube gimiendo con mortal fatiga
el grave peso qu’en sus hombros lleva
Sísifo al alto monte, y cuando prueba
pisar la cumbre, a mayor mal se obliga.

Cae el fiero peñasco, y la enemiga
suerte crüel su duro afán renueva.
Vuelve otra vez a la difícil prueba
sin que de su trabajo el fin consiga.

No iguala aquélla a la desdicha mía,
pues algún tiempo alivia en su tormento
los hombros a tal carga desiguales.

Sufro mayor con tal porfía,
que un punto no perdona al pensamiento
la importuna memoria de mis males.

0