Ejemplos de sílabas átonas

Definición de sílaba átona.

Las palabras que están formadas por más de una sílaba, siempre tienen una sílaba que se pronuncia más fuerte, con más intensidad. Esa es su sílaba tónica.
Observa, por ejemplo, cómo se pronuncian las siguientes palabras: CA-sa, tam-BOR, a-va-RI-cia, de-CÍ-a.

Pues bien, todas las demás sílabas que tenga una palabra, las que se pronuncian con menos intensidad, son sílabas átonas.

Ejemplos

En el siguiente listado, aparece en letras mayúsculas  la sílaba tónica de cada palabra y en letras minúsculas, todas las sílabas átonas que contenga.

  • CA-sa
  • TA -za
  • ZAR-za
  • te-RRÓN
  • dul-ZU-ra
  • res-PE-to
  • cor-DU-ra
  • di-li-GEN-cia
  • pa-CIEN-cia
  • NO-ria
  • in-DUS-tria
  • CIEN-cia
  • e-di-FI-cio
  • su-per-FI-cie
  • ho-mo-GÉ-ne-o
  • a-CUER-do
  • con-COR-dia
  • RU-sia
  • SUI-za
  • SUE-cia
  • ca-ba-lle-RÍ-a
  • ba-ÚL
  • a-DIÓS
  • die-ci-SÉIS
  • ra-ÍZ
  • pa-se-ÁIS
  • sa-BÉIS
  • sa-BÍ-ais

 

Recuerda que hasta aquí hemos hablados en todo momento de palabras de más de una sílaba, en las que siempre hay una sílaba tónica.

¿Y qué pasa con los monosílabos? Pues, efectivamente, los monosílabos se consideran átonos.